ACTUALIDAD

Cultos a San Gregorio y vinculación con la Vera-Cruz

Nuestro pueblo celebra cultos y fiestas patronales en honor a San Gregorio.

Nuestra Hermandad tuvo una íntima relación con la Cofradía de San Gregorio, que llegó a estar unida a la nuestra al menos durante los siglos XVII y XVIII (ambas cofradías ya estaban fusionadas en 1649). De esta vinculación histórica del Santo Patrón alcalareño con la Hermandad de Vera-Cruz, sabemos que, desde sus primeros años nuestra Hermandad se hizo cargo de la fiesta de San Gregorio. El Padre D. Marcos García Merchante dice, en una anotación al margen de uno de sus manuscritos, que en 1611 "aún estaba la Cofradía de San Gregorio agregada a la de Vera-Cruz". Encontramos otros datos similares en documentos de 1652, 1653, 1674, 1689, 1700, 1701, etc. Así, 1709 la Hermandad de la Vera-Cruz incluía a San Gregorio, en el calendario de santos del Arzobispado de Sevilla. Las últimas noticias que tenemos de esta relación datan de 1819 y 1893, cuando hermanos cruceros promueven sendos expedientes para que San Gregorio tenga cultos y misa propia.

Otros documentos que demuestran esta vinculación histórica son las escrituras (1563 y 1579) por medio de las cuales se le concede a la Hermandad de la Santa Vera-Cruz de Alcalá del Río, autorización expresa para que ocupe las dos capillas laterales de la Ermita de San Gregorio "que se dicen y nombran, la una de Nuestra Señora de la Antigua y los Remedios y la otra de la Vera-Cruz, donde está el Crucifixo". El Prior de todas las Ermitas del Arzobispado, D. Pedro Vélez de Guevara, en 1563, por su adjunto D. Antonio Vélez de Alcocer, mayoral de la Casa de Enfermos de San Lázaro de Sevilla, inicia un concierto con la Cofradía de la Vera-Cruz de Alcalá del Río para que esta residiese en la misma, de forma oficial, con la condición de que se hiciese cargo la Cofradía del mantenimiento de esta Ermita, sin poder "la dicha Cofradía que no la pueda dejar ni salirse de la dicha Ermita", y el prior a "no permitir que entrase en esta ninguna otra cofradía ni asociación, para siempre jamás, y la parte que no cumpliese se le impondría una sanción de cien mil maravedíes".

Son estos y otros muchos documentos los que relacionan a la Hermandad de la Vera-Cruz con nuestro patrón San Gregorio de Osset. Al tener ésta a cargo toda la ermita, también lo estaban de los restos y del sepulcro del Santo Patrón. Se debe al empeño y devoción de la Hermandad de la Vera-Cruz la conservación de la memoria de nuestro Patrón, ya que cuando en el siglo XVII las autoridades promulgaban el culto a San Sebastián, esta Hermandad continuó realizando las fiestas en honor a San Gregorio.

Un reflejo de la vinculación entre Vera-Cruz y San Gregorio se muestra hoy día en numerosos enseres patrimoniales de nuestra cofradía, verdaderos testigos de devoción a nuestro Patrón: el guion de radicación en la Ermita de San Gregorio; la Corona de la Coronación de María Santísima; el frontal del paso del Santísimo Cristo; numerosas insignias y multitud de bordados de Nuestra Señora. Asimismo, es digno reseñar cómo se establece como escudo de esta Hermandad las Tres Cruces arbóreas sobre Monte Calvario y cargado sobre el monte dos óvalos: uno de los cuales -el óvalo de la izquierda- lleva sobre campo de oro el bonete de doctor, un libro y pluma en sus colores, en recuerdo del Señor San Gregorio de Osset.

Durante estos días celebramos los Cultos y Fiestas Patronales en honor a San Gregorio de Osset. Así, el pasado sábado a las 9:30 h fue el traslado a la Iglesia Parroquial Sta. María de la Asunción de Ntro. Patrón, portado por los Hermanos Nazarenos de nuestra Hdad. A continuación, tuvo lugar el primer día de Novena. Este culto será oficiado del 31 de agosto al 8 de septiembre, en la Parroquia (1 y 8 de septiembre, a las 11:00 h. Del 2 al 7 de septiembre a las 20:30 h). El lunes, 9 de septiembre, a las 11:00 h celebraremos la Solemne Función religiosa en su honor; a las 22:00 h. salida procesional de nuestro Patrón San Gregorio de Osset.

Deseamos a todos los alcalareños y devotos unos felices días de convivencia y devoción a nuestro Santo Patrón.