SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Jueves 29 Junio
Reunión XXVIII CVC
21:00 Horas
Jueves 06 Julio
Santa Misa de Hermandad
21:00 Horas

ANUARIO 2016

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

BLOG CAMPAMENTO V C

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

VIDA DE HERMANDAD

La Hermandad desde tiempo inmemorial celebraba unos cultos al Stmo. Cristo de la Vera-Cruz, tenían un carácter de honras fúnebres y no tenían unas fechas fijas de celebración, aunque normalmente eran en febrero o marzo.  A finales del siglo XIX se transforma en un  quinario. Sobre 1911 o 1912 comienza a celebrarse en Pascua de Resurrección, convirtiéndose en una continuación de la fiesta de la Cruz el 3 de mayo, que desde tiempo inmemorial celebraba la Hermandad. Es en estos primeros años del siglo XX es cuando toman la forma que conocemos en la actualidad. En 1919 “las niñas del Cristo” consiguen, que dada la gran afluencia de hermanos, estos cultos pasen a celebrarse en el presbiterio de San Gregorio. Pocos años duró este cambio, pues la Capilla de San Gregorio siguió quedándose pequeña y en 1923 se trasladan los cultos del Quinario a la Parroquia. En estos años 20 “las niñas del Cristo” pasan a denominarse “las niñas del Quinario”

De 1926 data el dosel de madera dorado realizado por Manuel González Hurtado por el precio de 885 pesetas (5,3 euros) Este altar dorado fue usado en el altar del Quinario hasta principios de los años 60 en el que fue sustituido por el altar plateado de los talleres de orfebrería Marmolejo, primero las gradas y un año después el dosel.

El equipo de priostía de la Hermandad, con gran acierto, ha decidido recuperar para los cultos mayores de la Hermandad, un altar completamente dorado, usando el primitivo dosel de 1926 y las gradas doradas usando el antiguo paso del Cristo. El resultado ha sido un altar completamente diferente, evocador de antiguos Quinarios, original y de un gusto exquisito, destinando todo el conjunto a resaltar la preciosa imagen de Cristo de la Vera-Cruz y a los pies, su Madre la Virgen de las Angustias.

Para este original altar de Quinario nuestra Bendita Madre, María Santísima de las Angustias Coronada, se presenta al culto del Solemne Quinario en Honor del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz, con el romántico terno compuesto de la decimonónica " Saya de la Palma", que sobre terciopelo de seda color corinto  muestra antiguos bordados de la primitiva saya procesional de Jueves Santo. Cubre a nuestra Madre, un manto en terciopelo de seda verde oscuro con diseño compuesto de antiguos bordados del siglo XIX y que estrenara el pasado mes de octubre. Compone el rostrillo, antigua mantilla en seda de Almagro, y sobre el pecherín, conjunto de estrella y cruz pectoral  de oro y esmeraldas; así como el grupo de las seis mariquillas en pedrería verde-agua.

Porta en su mano izquierda, antiguo rosario de filigrana y ramillete de azahares de plata sobredorada con perlas y zirconitas. En su mano derecha, antiguo pañuelo de encaje Honiton (Inglaterra), así como cadenas con medallas y pulsera de oro, de su ajuar; entre las que estrena antigua cadena barbada y medalla con escapulario del Sagrado Corazón y Virgen del Carmen, donada por nuestra Hermana Doña Águeda Fernández, en memoria de su madre.

Sobre sus sagradas sienes, la dieciochesca corona, conocida como "la de los Rull", pues fue ofrendada a Nuestra Bendita Madre, por D. Felipe Rull en 1792.