SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Sábado 18 Noviembre
Misa de réquiem Capilla de la Resisdencia
17:30 Horas
Domingo 26 Noviembre
Formación de jóvenes en la Aldea del Rocío
08:00 Horas

ANUARIO 2016

BLOG CAMPAMENTO V C

 

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

VIDA DE HERMANDAD

Angustias de María Santísima al pie de la Cruz

Cada 22 de abril se celebra la Festividad de Ntra. Sra. de las Angustias. Este es un día entrañable y sentido en el que Nuestra Madre Bendita de las Angustias, nos inspira la celebración de su onomástica en familia, con el Cristo de la Vera-Cruz por delante, y en el seno de la Hermandad, rodeada del cariño y el fervor de sus hijos.

Nuestra Hermandad lleva celebrando desde tiempo inmemorial la onomástica de María Stma. de las Angustias cada 22 de abril, siendo ese día, una fiesta grande dentro del calendario crucero.

El origen más antiguo de la fecha de esta celebración, se debe al Concilio Provincial de Colonia, donde se instituye la festividad denominada “Conmemoratio angustiae et doloribus Beatae Mariae Virginis” (Conmemoración de las angustias y dolores de Santa María Virgen) siendo la fecha de este decreto el 22 de abril de 1423. Este es el primer documento cierto sobre la aparición de la fiesta litúrgica del dolor de María.

Otro momento crucial es el 22 de abril de 1541, cuando en la basílica romana de San Pablo y ante la imagen de la Santísima Virgen, San Ignacio, ya elegido Prepósito General, y sus compañeros, hicieron los votos solemnes estos primeros jesuitas. Con razón, pues, a este día se lo considera como el del nacimiento de la Compañía de Jesús. Y en recuerdo de ello, en este mismo día se celebra la fiesta de Santa María Virgen, Madre de la Compañía de Jesús.

La propagación de la devoción a los Dolores de la Virgen, tiene su origen en 1233, cuando un grupo de jóvenes de Florencia deciden agruparse en una comunidad, para el ejercicio de la caridad y la contemplación, venerando y dando culto de manera especial a la figura de la Virgen Dolorosa. Son la Orden de los Siervo de María, los Servitas, siendo aprobadas sus reglas por el Papa Benedicto XI en 1304.

De los Siete Dolores de la Virgen, la advocación de Angustias hace referencia al quinto y sexto dolor. Cristo muerto en la Cruz y puesto en los brazos de su Madre.

V. La crucifixión y muerte de Jesucristo. Jn. 19, 25-30

“Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo». Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.   

Después, sabiendo que ya todo estaba cumplido, y para que la Escritura se cumpliera hasta el final, Jesús dijo: Tengo sed. Había allí un recipiente lleno de vinagre; empaparon en él una esponja, la ataron a una rama de hisopo y se la acercaron a la boca. Después de beber el vinagre, dijo Jesús: «Todo se ha cumplido». E inclinando la cabeza, entregó su espíritu.” (Jn. 19, 25-30)

VI. María recibe en sus brazos a Jesucristo bajado de la Cruz. Mc. 15, 42 45

“Después de escuchar al centurión, Pilato entregó a José el cuerpo de Jesús. José lo bajó de la cruz y lo envolvió en una sábana que había comprado, lo colocó en un sepulcro excavado en la roca e hizo rodar una piedra grande contra la entrada de la tumba. María Magdalena y María, la madre de José, estaban allí observando dónde lo depositaban." (Mc. 15, 42-45)

Tanto la muerte de Cristo en la cruz, como su descendimiento y entrega a las Marías, son momentos trágicos en los que no es difícil imaginar las Angustias de la Stma. Virgen María.

Nuestras reglas así recogen la tradición de esta festividad, “El día 22 de abril se conmemora especialmente las Angustias de María Santísima al pie de la Cruz, celebrando Solemne Eucaristía ante nuestras Sagradas Imágenes.”

Aunque la advocación de Las Angustias se puede celebrar en otras fechas, es la del 22 de abril la más antigua conocida, celebrándose en pueblos de España, como Escariche (Guadalajara) o en la comarca del Páramo (León), donde viven con devoción su romería con la Virgen de las Angustias cada 22 de abril. También lo celebran en este día en algunas localidades de América del sur.

Virgen de las Angustias me pareció verte andar como una mujer del pueblo, siendo Tú Reina de las reinas y Reina de los cielos. Tu rostro estaba contento; alegría del dolor que el amor guarda en su pecho. Angustia de no ser bueno, angustia de ir en pecado mirando tus ojos negros. Virgen de las Angustias, gracias  por  llevarnos  a  ÉL,  por  ser  Madre,  por  acercarnos al Bendito Cristo misericordioso de la Vera-Cruz, por acercarnos a su Luz en este tiempo de Pascua de Resurrección.