SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Martes 31 Octubre
Donación de Sangre
17:00 Horas
Jueves 02 Noviembre
Responso en el columbario
19:00 Horas
Jueves 09 Noviembre
Santa Misa de requiem
20:30 Horas
Viernes 10 Noviembre
Campamento Vera Cruz, Tercer turno
16:00 Horas
Sábado 11 Noviembre
Campamento Vera Cruz, Tercer turno
00:00
Domingo 12 Noviembre
Campamento Vera Cruz, Tercer turno
00:00

ANUARIO 2016

BLOG CAMPAMENTO V C

 

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

VIDA DE HERMANDAD

22 de julio

La Iglesia celebra su Fiesta.

Santa María Magdalena, santa del Nuevo Testamento.

Una buena imagen de Santa María Magdalena, procesiona cada Jueves Santo, arrodillada a los pies del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz.

Es la patrona de las mujeres, de los estudiantes, de los zapateros, protectora de los niños con dificultades de aprendizaje….

 

Pero, ¿Quién fue esa mujer?

Discípula del Señor:

Celebramos la Memoria de santa María Magdalena, que, liberada por el Señor de siete demonios y convertida en su discípula, le siguió hasta el monte Calvario y mereció ser la primera que vio al Señor resucitado en la mañana de Pascua y la que se lo comunicó a los demás discípulos (s. I).

Una gran dificultad para identificar a María Magdalena en los Evangelios, como definir a quién estamos verdaderamente celebrando, o, dicho de otro modo: cuántas María Magdalena hay. En los Evangelios hay tres personajes a los que le caben rasgos de la que celebramos hoy como María Magdalena:

1ª.-        En el mismo Lucas, 8,2, se menciona por primera vez a María Magdalena -a la que se supone conocida- como una mujer de la que Jesús hizo salir siete demonios. «Magdalena» la identifica como del poblado de Magdala, actual Mejdal, una aldea en la costa del Mar de Galilea, no mencionada en otras partes de la Biblia.

2ª.-        María, aunque nunca llamada Magdalena, (actualmente llamada María de Betania) es también el nombre de una de las hermanas de Lázaro, de quien la otra es Marta. Es la hermana «contemplativa», a tenor de la escena de Lucas 10,38-42. Esta María, en Juan 12,3, unge los pies de Jesús y los seca con sus cabellos.

3ª.-        En Lucas 7,37-50 se habla de una «pecadora pública» que unge a Jesús con perfume, lava sus pies con lágrimas y los seca con sus cabellos. Este pasaje es una de las parábolas del perdón más conmovedoras de cuantas trae San Lucas. De esta pecadora no se dice el nombre en ningún momento, y la escena no está localizada sino «en casa de un fariseo», sin que se especifique de ninguna manera dónde ocurre.

Con estos tres referentes la tradición interpretativa ha hecho distintas combinaciones, según las épocas. En Occidente, san Gregorio Magno identificó a las tres mujeres en una sola, y ésa es la tradición que ha primado durante siglos entre nosotros. Pero en la actualidad es preferible admitir -desde el punto de vista del relato bíblico- que se trata de tres personas distintas: a dos de ellas las celebramos en el santoral, y una tercera queda sin celebración: a María de Betania, el 29 de julio, y a María de Magdala, hoy 22 de julio.

Claramente el elogio del Martirologio Romano de hoy explicita no más que lo que puede atribuirse a María la de Magdala: de ella el Señor expulsó siete demonios, y fue la que anunció la resurrección a los apóstoles y discípulos.

 

La tradición.

El culto a Santa María Magdalena es muy antiguo, ya que la Iglesia siempre veneró de modo especial a los personajes evangélicos más cercanos a Jesús. La fecha del 22 de julio como su fiesta ya existía antes del siglo X en Oriente, pero en Occidente su culto no se difundió hasta el siglo XII, reuniendo en una sola persona a las tres mujeres que los Orientales consideraban distintas y veneraban en diversas fechas. A partir de la Contrarreforma, el culto a María Magdalena, "pecadora perdonada", adquiere aún más fuerza.

La leyenda oriental señala que después de la Ascensión habría vivido en Éfeso, con María y San Juan; allí habría muerto y sus reliquias habrían sido trasladadas a Constantinopla a fines del siglo IX y depositadas en el monasterio de San Lázaro.

Otra tradición -que prevalece en Occidente- cuenta que los tres "hermanos" (Marta, María "Magdalena" y Lázaro) viajaron a Marsella (en un barco sin velas y sin timón). Allí, en la Provenza, los tres convirtieron a una multitud; luego Magdalena se retiró por treinta años a una gruta (del "Santo Bálsamo") a hacer penitencia. Magdalena muere en Aix-en-Provence, adonde los ángeles la habían llevado para su última comunión, que le da San Máximo. Diversos avatares sufren sus reliquias y su sepulcro a lo largo de los siglos.

Estas leyendas, naturalmente, no tienen ningún fundamento histórico y, como otras tantas, fueron forjadas en la Edad Media para explicar y autentificar la presencia, en una iglesia del lugar, de las supuestas reliquias de Magdalena, meta de innumerables peregrinajes. 

 

Oración:

María Magdalena, te pido me ayudes a reconocer a Cristo en mi vida evitando las ocasiones de pecado. Ayúdame a lograr una verdadera conversión de corazón para que pueda demostrar con obras, mi amor a Dios.

Amén.