SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Martes 31 Octubre
Donación de Sangre
17:00 Horas
Jueves 02 Noviembre
Responso en el columbario
19:00 Horas
Jueves 09 Noviembre
Santa Misa de requiem
20:30 Horas
Viernes 10 Noviembre
Campamento Vera Cruz, Tercer turno
16:00 Horas
Sábado 11 Noviembre
Campamento Vera Cruz, Tercer turno
00:00
Domingo 12 Noviembre
Campamento Vera Cruz, Tercer turno
00:00

ANUARIO 2016

BLOG CAMPAMENTO V C

 

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

 

XIV  ESTACION

Jesús es bajado de la Cruz y sepultado

 

Te adoramos Cristo y te bendecimos.

Porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo.

 

Del Evangelio de San Mateo

Al caer la tarde vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que era también discípulo de Jesús. Se presentó a Pilato, le pidió el cuerpo de Jesús, y Pilato mando que se lo dieran.

 

Meditación

A Dios no le queda más remedio que morir, dejarse matar por amor de quien lo rechaza. Toda muerte conlleva el signo de un misterio absoluto. Nos resulta difícil entender la muerte de cualquier hombre.

Es difícil entender porque viene la muerte. Es difícil entender el fin de un ser querido. Es difícil entender que un joven  se vaya en la primavera de sus años, lleno de alegría y vida.

Entonces, ¿cómo podemos entender la muerte de Jesús y el misterio que encierra? Solo si creemos que Él ha muerto para darnos la vida, que con su muerte ha reconciliado todo, que en su muerte aprendemos la lección suprema del amor.

Cristo de la Vera-Cruz, haz de nosotros hijos de la luz que no temen las tinieblas. Te pedimos hoy por todos los que buscan el sentido de la vida y por los que han perdido la esperanza, para que crean en tu victoria sobre el pecado y la muerte.  Quizás entonces tenga sentido nuestra muerte. Amén.

 

PADRE NUESTRO, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.