SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

BLOG CAMPAMENTO V C

 

AGENDA

Sábado 09 Septiembre
Fiesta de San Gregorio
11:00 Horas
Jueves 14 Septiembre
Festividad de la Santa Cruz
21:00 Horas
Jueves 21 Septiembre
Santa Misa de Hermandad
21:00 Horas

ANUARIO 2016

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

 II ESTACIÓN

Jesús, traicionado por Judas, es arrestado.

Te adoramos Cristo y te bendecimos.

Porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo.

 

Del Evangelio de San Mateo

Aún estaba hablando, cuando llegó Judas, uno de los doce, y con Él un  gran tropel de gentes con espadas y palos, enviados por los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo. El traidor les había dado esta señal: “Al que yo bese, ese es; prendedle”.

 

Meditación

Es terrible sentirse traicionado, vendido por un amigo. Judas dio un beso falso para entregar al Maestro, utilizando el signo noble del amor. Beso para traicionar. El instrumento del amor es utilizado como instrumento de traición.

Judas puede ser cualquier hombre que abuse de la libertad de los demás, de la confianza dada. Judas es todo hombre amargado y decepcionado que espera la revancha y el desquite.

Cristo de la Vera-Cruz, nos consideras tus amigos, y sin embargo encontramos huellas de infidelidad en nosotros mismos. Reconocemos nuestras transgresiones. A veces somos presuntuosos y demasiado seguros de nosotros mismos. Y caemos. No permitas que la avaricia, la concupiscencia o el orgullo nos sorprendan.

Que la verdad y la sinceridad de las intenciones sean nuestra fuerza. Reprime, Señor, nuestra impetuosidad en situaciones de violencia, como reprimiste el carácter impulsivo de Pedro.

 

PADRE NUESTRO, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.