SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Jueves 29 Junio
Reunión XXVIII CVC
21:00 Horas
Jueves 06 Julio
Santa Misa de Hermandad
21:00 Horas

ANUARIO 2016

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

BLOG CAMPAMENTO V C

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

RESIDENCIA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS

No es un espejismo, no es un simple destello condenado por su misma brevedad, no es un engañoso sponsor tras la tapia que anuncia un suelo especulado... allí donde las huellas se ocultan entre los matorrales de zarza y secos rastrojos tras el azofaifo... en un terraplén, el AMOR ha levantado la CASA DORADA -Domus Aurea- para la VIDA, cuando ésta en su ritmo se hace más pausada, más lenta, más torpe... más vulnerable e incierta.

Algunos de los que aquí habitan ya conocían la luz de este pueblo, el olor a marea de un río en verano y el saludo de "hermano" en un encuentro cualquiera. Para otros, ha sido algo nuevo; pero tan sólo han tardado un instante en hacer de esa luz, ese olor y ese encuentro parte integrante de sus vidas en un nuevo HOGAR. Una casa de atrios, corredores, blancas estancias y verdes macetas de tres cruces en la que han sentido caricias, una sonrisa a tiempo, el sabor de un plato fraterno y el ungüento necesario para la herida que deja el tiempo.

La construcción del Edificio Vera-Cruz comienza en el año 1994, previa demolición del viejo caserón y una vez colocada la primera piedra el 10 de mayo de ese mismo año. El 10 de octubre de 1996, la Residencia de Mayores Virgen de las Angustias es Bendecida por S.E.R. el Arzobispo de Sevilla, abriendo sus puertas el 1 de julio de 1998.

Desde su apertura, unas 300 personas han vivido en esta Casa; hermanos y hermanas en Cristo que han dado el verdadero sentido a este anhelo convertido en dulce realidad, a esta Obra tocada por la mano de Dios desde el mismo momento de su nacimiento en alguna mente soñadora; personas que reciben a diario los necesarios cuidados.

En la actualidad, la mayoría de los residentes ocupan plazas concertadas con la Junta de Andalucía. No obstante, hasta que ha terminado el largo proceso de concertación, cada uno de los abuelos aportaba lo que podía; habiendo muchos casos en los que dicha aportación no superaba lo que la entidad competente tenía estipulado. El que puede mucho: mucho; el que puedo poco: poco; y el que no puede: nada.

En todo este tiempo, la Residencia ha desarrollado una intensa actividad, presidida por el amor fraterno, que se ha visto reflejada en una fructífera labor social al servicio de nuestros hermanos. Sabemos bien que la generosidad es virtud de las grandes almas; y la Hermandad de la Vera-Cruz y la Fundación Hombre Nuevo poseen ese alma grande.

La apertura de su corazón hace saber Amar; demostrándolo día a día durante estos años en los que hemos visto en el prójimo, en sus residentes, el rostro de Cristo.

Las habitaciones, repartidas en tres plantas, se sitúan alrededor de un amplio patio central, que les otorga ventilación y gran luminosidad.

La Hermandad de la Vera-Cruz y la Fundación que gestiona nuestra Residencia, conscientes de las necesidades de algunos sectores de la sociedad, han centrado todos sus esfuerzos en un sector como es el de nuestros mayores, vilipendiados por la sociedad que nos ha tocado vivir y rechazados en aras de la mal llamada sociedad del bienestar.

Ambas instituciones, haciendo suyo el mensaje evangélico de la entrega a los demás, asumen este servicio a la comunidad como una obligación auto impuesta. Como la mejor muestra de amor a nuestros hermanos en Cristo: tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber...

Así, dando absoluta prioridad sobre otros proyectos, la Hermandad y la Fundación demuestran una visión de futuro, adelantándose una vez más a los tiempos, ofreciendo a nuestro pueblo hechos concretos, un testimonio real, con una atención de calidad a nuestros mayores, como prueba tangible de nuestro claro compromiso con los más necesitados... Obras son amores.

Convencidos de que estamos en el camino correcto, reafirmamos desde la seguridad que nos otorga la experiencia vivida, nuestro compromiso con los desheredados de la tierra; por ello, poniéndonos bajo la divina protección del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz, y siempre implorando la mediación de Santa María de las Angustias, la Hermandad y la Fundación están estudiando la posibilidad de emprender juntos nuevos proyectos para el futuro.

En el libro que la Hermandad publicó en 1981 se exponía, más como propósito de intenciones que como una propuesta formal, el deseo de la Hermandad de fundar un "asilo de ancianos". Hoy ese asilo es una rotunda realidad plasmada en nuestra Residencia de Mayores Virgen de las Angustias.

Son muchos años de ilusiones, complicaciones, esfuerzos, decepciones, valentía, anhelos y grandes logros... todo un ROSARIO DE AMORES en las manos responsables de esta Hermandad Crucera que ha emprendido el s. XXI sin olvidar a sus mayores, con la convicción del patrocinio de la Reina de esta Casa de Oro en la que nace del Arca para una Nueva Alianza a las mismas Puertas de Cielo; porque Ella es Estrella de la Mañana y Salud para los Enfermos...