SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Sábado 24 Junio
Fin plazo inscripción al CVC
11:00 Horas
Domingo 25 Junio
Jura de la Junta de Oficiales
12:00 Horas
Jueves 29 Junio
Reunión XXVIII CVC
21:00 Horas
Jueves 06 Julio
Santa Misa de Hermandad
21:00 Horas

ANUARIO 2016

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

BLOG CAMPAMENTO V C

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

Según unos datos recientemente aparecidos, los orígenes de la Hermandad de la Vera-Cruz se remontan a finales del siglo XV, más concretamente al año 1483. La Ermita del Sr. San Gregorio de Osset, sede canónica de la Hermandad de la Vera-Cruz, de forma ininterrumpida desde su fundación, fue ampliada a finales del siglo XV e inaugurada dicha ampliación el 30 de Noviembre de 1500. Antes de la misma, al menos desde el 2 de Mayo de 1483, ya se reunían en aquel pequeño recinto sagrado, llamado por entonces Casa de San Gregorio, un pequeño grupo de alcalareños, los cuales se constituyeron en Cofradía bajo el signo de la Cruz.
Esta Cofradía de la Vera-Cruz fue recompensada con una Cruz de plata por el Cardenal D. Diego Hurtado de Mendoza para que la venerasen; Cruz que fue traída hasta Alcalá por el capellán perpetuo de la Ermita de San Gregorio D. Diego Alonso de la Barrera y que aparece en un inventario efectuado en 1550.
La Hermandad de la Vera-Cruz de Alcalá del Río tenía unos estatutos al menos desde 1542, inspirados en los que tenía la Hermandad de la Vera-Cruz de Aznalcázar, donde se contemplaba venerar la Cruz el Jueves Santo y celebrar la Fiesta de la Cruz en Mayo. A estas Reglas se hace referencia en el testamento de Ana Sánchez, fechado el 29 de abril de 1571, por el cual sabemos que, “como establecían sus reglas, celebraba sufragios por los Hermanos y Hermanas difuntos”.
Desde sus inicios, esta Corporación Crucera propagó la devoción a la Vera-Cruz, como se demuestra en el testamento de Bartolomé Ximénez, en el que manda se recen los viernes de cada mes misas “... a la Santa Cruz en que Jesucristo Nuestro Redentor Murió”.
Otros documentos que demuestra su mucha antigüedad y rica historia pasada, son las escrituras (1563 y 1579) por medio de las cuales se le concede a la Hermandad de la Santa Vera-Cruz de Alcalá del Río, autorización expresa para que ocupe las dos capillas laterales de la Ermita de San Gregorio “que se dicen y nombran, la una de Nuestra Señora de la Antigua y los Remedios y la otra de la Vera-Cruz, donde está el Crucifixo”.
El Prior de todas las Ermitas del Arzobispado, D. Pedro Vélez de Guevara, en 1563, por su adjunto D. Antonio Vélez de Alcocer, mayoral de la Casa de Enfermos de San Lázaro de Sevilla, inicia un concierto con la Cofradía de la Vera-Cruz de Alcalá del Río para que esta residiese en la misma, de forma oficial, con la condición de que se hiciese cargo la Cofradía del mantenimiento de esta Ermita, sin poder “la dicha Cofradía que no la pueda dejar ni salirse de la dicha Ermita”, y el prior a “no permitir que entrase en esta ninguna otra cofradía ni asociación, para siempre jamás, y la parte que no cumpliese se le impondría una sanción de cien mil maravedíes”.
En 1647, por parte del prior de las ermitas de ese tiempo, D. Rodrigo Arias de Neira Portocarrero, mediante la imposición de un acuerdo introduce en la Ermita, de forma provisional y por caridad cristiana, a otra Hermandad, comprometiendo a ésta y a la poseedora de la misma, la Cofradía de la Vera-Cruz, para que entre ambas hicieran las reparaciones necesarias en la Ermita.
Son estos y otros muchos documentos los que relacionan a la Hermandad de la Vera-Cruz con nuestro patrón San Gregorio de Osset. Al tener ésta a cargo toda la ermita, también lo estaban de los restos y del sepulcro del Santo Patrón. Se debe al empeño y devoción de la Hermandad de la Vera-Cruz la conservación de la memoria de nuestro Patrón, ya que cuando en el siglo XVII las autoridades promulgaban el culto a San Sebastián, esta Hermandad continuó realizando las fiestas en honor a San Gregorio. En varios documentos (fechados entre 1649 y 1738) se recoge que la Cofradía de San Gregorio estaba incluida en la Cofradía de la Vera-Cruz.

Ahondando en su rica historia, está admitido con sólidos fundamentos que la bendita imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz fue realizada por el imaginero Roque de Balduque entre los años 1557 y 1561, aunque algún autor afirma que pudo ser realizada con anterioridad. En estos años, este imaginero flamenco realizó en Alcalá del Río el retablo de Santa Ana de la iglesia parroquial y, posiblemente, el Stmo. Cristo del Buen Fin, de similar factura al Crucificado de la Vera-Cruz.
El primer dato histórico, que hasta ahora poseemos, de la devoción a Ntra. Sra. de las Angustias lo encontramos en un testamento de nuestra Hermana Catalina García, fechado el 16 de septiembre de 1645. En este, Catalina García, “cofrada” de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz, le deja tres misas rezadas. Otro dato histórico relacionado con la bendita imagen de la Santísima Virgen de las Angustias lo encontramos en un testamento fechado el 26 de enero de 1726.

En él, nuestra hermana doña Isabel del Castillo manda se digan unas misas en su nombre: “seis al Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, cuatro a Nuestra Señora de las Angustias y cuatro al Señor San Gregorio, todas rezadas”. En cuanto a la autoría de la prodigiosa imagen de María Stma. de las Angustias, recientes investigaciones la han atribuido, con sólido criterio, a José Montes de Oca, si bien la aparición del documento anteriormente citado llena de misterio este asunto pues, en el año 1645 este insigne imaginero aún no había nacido. La tradición popular desde siempre la vinculó con Juan Martínez Montañés o algún discípulo de su escuela. En este sentido, Montes de Oca se consideraba un seguidor de Montañés.
El siglo XIX, tan nefasto para muchas cofradías, en la de la Vera-Cruz de Alcalá del Río no dejó su marca de abandono y decadencia sino todo lo contrario. Los valiosos bordados que, de esta fecha, aún mantiene y disfruta la Hermandad son buena muestra de ello. Es más, a finales del siglo XIX, esta Hermandad alcalareña viviría una de sus etapas más esplendorosas, gracias a la figura de su hermano mayor Antonio Reverte Jiménez que, por su gran fama y fortuna como matador de toros, la colmó de los más ricos enseres, de entre los que cabe destacar su paso de palio, terminado en 1903 y estrenado en 1904.

Pero será la segunda mitad del siglo XX la que ha deparado a sus cofrades, quizás, los momentos más brillantes y trascendentes de su, cinco veces centenaria, historia. Se estrena Casa Hermandad en 1962, Paso de Cristo en 1965, y se fue creando un nuevo estilo cofrade, que culmina el 10 de octubre de 1971, con la Solemne Coronación de María Santísima de las Angustias de manos del Cardenal Bueno Monreal, que luego sería reconocida como Coronación Canónica al cumplirse su XXV Aniversario.

En 1978 se reforma la Capilla de la Hermandad, se funda el Grupo Joven en 1979, se redactan nuevas Reglas en 1987, y se recibe la donación, por el Rvdo. Padre D. Antonio González de la Cueva, de una reliquia portando el Santo Lignum Crucis en 1991. Muchos e importantes logros quedan atrás. La redacción y confección de un nuevo Libro de Reglas, la edición del Boletín, la reforma y reorganización de la secretaría y la mayordomía, las restauraciones del manto de salida y del palio del Jueves Santo, el estreno de algunas imprescindibles insignias, la instauración de los campamentos de verano y las donaciones de sangre y, sobre todo, una nueva conciencia de cofrades comprometidos con su fe y con su misión en el mundo actual.

Esta Hermandad crucera, por amor a su Virgen y a su Cristo, en 1988 tomó la iniciativa, ante las más importantes carencias de la población, anticipándose incluso a los poderes políticos y administrativos, de activar el paralizado expediente del proyecto de construcción del Centro de Salud de Alcalá del Río, gracias a la donación de unos solares al Ayuntamiento por parte de esta corporación crucera; Centro de Salud que fue inaugurado en Junio de 1997. Por aquellas fechas, en mayo de 1996, el Ayuntamiento de Alcalá del Río concedió a la Hermandad la primera Medalla de Oro de la Villa en reconocimiento a sus méritos en pro de la población, y el 10 de octubre de ese mismo año, al cumplirse el XXV Aniversario de la Coronación de María Santísima de las Angustias, Fray Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla, decretó para ella el rango de Canónica, procediendo el mismo día a la Bendición del edificio sede de la Residencia para la Tercera Edad Virgen de las Angustias, que abrió sus puertas para todos los necesitados el 1 de julio de 1998. Con la Bendición e Inauguración del Edificio Vera-Cruz el 10 de octubre de 2003 se culminó esta gran obra.

Hoy en día, la Hermandad de la Vera-Cruz de Alcalá del Río afronta de forma responsable y con sentido trascendente lo que Esta deberá ser en el III Milenio de la Redención. Es ya una realidad la nueva Casa-Hermandad sita en la calle Real de Castilla, donde se puede contemplar parte de su extenso patrimonio; patrimonio material y cultural que continúa engrandeciéndose con hitos como la construcción del Aula de Formación en la antigua Casa-Hermandad y local del Grupo Joven de la plazoleta de San Gregorio (2004), la organización del VIII Encuentro Nacional de Jóvenes Cruceros (celebrado el 23 de octubre de 2004 con la asistencia de hermandades de toda la geografía española), la publicación de un nuevo libro sobre la historia de la Hermandad (2006) o la realización de un nuevo paso procesional para el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz (estrenado el Jueves Santo de 2012). Igualmente, se continúa fomentando la formación integral de los Hermanos con la recuperación (abril de 2006) de los Grupos de Formación Cristiana de la Hermandad de la Vera-Cruz; formación que es dirigida a los cruceros más jóvenes, con la esperanza que sean dignos sucesores del legado crucero.
Pero esta Hermandad siempre ha tenido y tendrá como bandera el compromiso y la labor social, es por ello que deposita todas sus esperanzas en su Diputación de Caridad para, a través de acciones como las donaciones periódicas de sangre, la mencionada sesión de unos terrenos para Centro de Salud de Alcalá de Río y, por supuesto, a través de la Residencia Asistida para la Tercera Edad Virgen de la Angustias, seguir el camino que nos abrió el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz.