SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Jueves 01 Junio
Santa Misa de Hermandad
21:00 Horas
Martes 06 Junio
Donación de sangre
17:30 Horas

ANUARIO 2016

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

BLOG CAMPAMENTO V C

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

EVANGELIO DEL DOMINGO

Evangelios de todos los Domingos que se publican en esta Web.

Fuentes:

http://www.sanpablo.es

http://evangeliodeldia.org

www.aciprensa.com

http://www.es.catholic.net/

   

¡Cristo de la Vera-Cruz, yo creo, pero aumenta mi fe! Que Tu misericordia que recibimos cada día, haga de nuestra vida un permanente compromiso con nuestro hermanos.

¿Honras el cuerpo de Cristo? No lo desprecies, pues, cuando lo contemplas desnudo en los pobres, ni lo honres en el templo, si al salir lo abandonas en su frío y desnudez.

Cristo de la Vera-Cruz, sácianos de tu misericordia, y nuestra vida será alegría y júbilo. Has que baje la bondad del Padre y haga prósperas las obras de nuestras manos.

Cristo de la Vera-Cruz, eres la única fuente de la verdadera sabiduría, y único manantial del verdadero amor, te rogamos que encuentre en El, descanso nuestro corazón.

Cristo de la Vera-Cruz, agranda la puerta para que pueda pasar, la hiciste para niños y yo he crecido ya. Dame fuerzas para poder entrar por la puerta estrecha.

Cristo de la Vera-Cruz, que nos dijiste: «la paz os dejo, mi paz os doy», concede a tu Iglesia, a nuestra Hermandad, concédenos a todos, el don de la unidad y la paz.

Cristo de la Vera-Cruz, ayúdanos a vivir como discípulos, para que tú puedas reconocernos como tuyos al final. Ayúdame a estar  preparados y con las lámparas encendidas.

Oremos con san Ignacio: «Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad… Dadme vuestro amor y gracia, que esta me basta».

Cristo de la Vera-Cruz, te doy gracias, de todo corazón, por tu misericordia y tu lealtad. Porque escuchaste las palabras de mi boca, porque me proteges  y conservas la vida.

Cristo de la Vera-Cruz, ayúdanos a incorporar en nuestra vida cristiana la atención a tu presencia, la escucha de tu palabra, y el amor servicial a los hermanos.

¡Cristo de la Vera-Cruz, enséñanos a desprender nuestro corazón de todas las posesiones y ataduras, para que esté libre para tu amor y el de los hermanos!

Cristo de la Vera-Cruz, ¡Ojalá, escuchemos hoy tu voz, no endurezcamos nuestros corazones y nos dejemos convertir por las incontables muestras de tu amor!