SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Jueves 29 Junio
Reunión XXVIII CVC
21:00 Horas
Jueves 06 Julio
Santa Misa de Hermandad
21:00 Horas

ANUARIO 2016

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

BLOG CAMPAMENTO V C

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS

BITÁCORAS DE LAS ETAPAS CAMINO DE SANTIAGO

 CAMINO DE SANTIAGO

CON MOTIVO DEL XXV CAMPAMENTO VERA-CRUZ

BITÁCORA DE LA ETAPA NÚMERO: 3

Origen: Almadén de la Plata (Sevilla). Destino: Real de la Jara (Sevilla)

Fecha: 8 /Marzo / 2014

Kilómetros: 15,60 Km.

Realizan esta etapa de la peregrinación:

  1. Francisco Agustín Romero Fernández
  2. Aarón Velázquez Velázquez
  3. Alicia Muñoz López
  4. Almudena Raposo Ortega
  5. Ana Angustias Domínguez Jiménez
  6. Ana Isabel Castro Velázquez
  7. Ana López Correa
  8. Ana María Fernández Girón
  9. Ana María Milán García
  10. Ana Valencia López
  11. Ana Velázquez González
  12. Ángela Moreno Guillén
  13. Angustias Arteaga Mazuecos
  14. Angustias Borrego Costa
  15. Angustias Cruz Bernal
  16. Angustias García Ruiz
  17. Angustias Mª Velázquez Noguera
  18. Angustias Moreno Comesaña
  19. Angustias Moreno García
  20. Angustias Núñez Bravo
  21. Angustias Romero Rodríguez
  22. Antonio A. Leal Díaz
  23. Antonio B. Velázquez Muñoz
  24. Antonio Domínguez Fresco
  25. Antonio García Delgado
  26. Antonio José Velázquez Romero
  27. Asunción Girón Calero
  28. Carmen Angustias Domínguez Fresco
  29. Carmen Angustias Milán García
  30. Carmen C. Majúa Velázquez
  31. Carmen Guerrero Bravo
  32. Carmen Mª Velázquez Romero
  33. Carmen Romero Majúa
  34. Daniel M. Domínguez Ortega
  35. Dolores Ruiz Cazorla
  36. Elízabeth Mª Pérez Fernández
  37. Encarna Velasco Gallardo
  38. Enrique González Raposo
  39. Esperanza Angustias Olmedo Romero
  40. Esperanza Gutiérrez Velasco
  41. Estela Mª Bravo Rendón
  42. Felicidad Angustias Majúa Velázquez
  43. Felicidad Angustias Romero Majúa
  44. Félix Tirado Molino
  45. Fernando Fernández Martín
  46. Fernando Girón Blanca
  47. Francisco Cruz Bernal
  48. Francisco García Romero
  49. Francisco Javier Asencio Milán
  50. Francisco Javier Castro Velázquez
  51. Francisco Javier Cazorla Amor
  52. Francisco Javier Cuadrado Alba
  53. Francisco Javier Pérez Álvarez
  54. Francisco Javier Roldán Machío
  55. Francisco José Fernández Romero
  56. Francisco José Tirado Martínez
  57. Francisco Manuel García Ruiz
  58. Gregorio Jiménez García-Baquero
  59. Guadalupe Velasco González
  60. Ito Martín Fresco
  61. Joaquín Alejo López Correa
  62. José A. Álvarez Ojeda
  63. José Antonio Domínguez Jiménez
  64. José Eduardo Romero Fernández
  65. José Emilio Fernández Arteaga
  66. José Javier Torrejón Hernández
  67. José Jiménez García
  68. José Manuel Conde Pérez
  69. José María Conde
  70. José María Contreras Guerrero
  71. Juan Carlos Conde Sánchez
  72. Juan Luis García Girón
  73. Leovigildo A. Vilar Alba
  74. Lucía Coral Méndez Ruiz
  75. Mª Asunción Ortiz Girón
  76. Mª Auxiliadora Domínguez Jiménez
  77. Mª Cruz Martín Fresco
  78. Mª de la Cruz Tirado Martínez
  79. Mª Goretti García Ruiz
  80. Mª Luisa Domínguez Jiménez
  81. Mª Luz Alfaro Durán
  82. Mª Teresa Jiménez Martín
  83. Macarena Arco Hidalgo
  84. Magdalena Ramírez González
  85. Manoli de los Santos Bravo
  86. Manuel Domínguez Jiménez
  87. Manuel Fernández Arteaga
  88. Manuel Ortiz Gallardo
  89. Manuel Ortíz Girón
  90. Manuel Ramón López Velázquez
  91. María Fernández Romero
  92. María Velázquez Escobar
  93. Marta Rosa García
  94. Mauricio Moreno García
  95. Mercedes A. Puerto Romero
  96. Mercedes Bravo Palma
  97. Miguel Ángel del Valle Chávez
  98. Miguel Ángel Alfaro Durán
  99. Nazaret González Raposo
  100. Paco Buendía Hernández
  101. Patricia Pérez Fernández
  102. Pedro Valencia Méndez
  103. Pepa Florido Fernández
  104. Pilar Murube Fernández
  105. Purificación Campos Tirado
  106. Rafael J. Bernal Romero
  107. Raquel Rodríguez Moreno
  108. Raúl Fernández Girón
  109. Reyes Hernández Vileya
  110. Ricardo Fernández Perza
  111. Rocío Zamora Abril
  112. Rosa Hernández Vileya
  113. Rosario Barroso Viñuela
  114. Rosario Benítez García
  115. Santiago Altozano Racionero
  116. Sergio M. Domínguez Reyes
  117. Silvia Pardo Campos
  118. Silvia Rincón Moyano
  119. Zaira Velázquez Velázquez

 

El sábado 8 de marzo los hermanos de la Vera-Cruz emprendieron la tercera etapa del Camino de Santiago por la Ruta de la Plata. La salida de los dos autobuses estaba prevista a las siete y media de la mañana, ya que pensábamos iniciar la marcha en torno a las nueve y media. Como siempre suele ocurrir, el autobús no se pone en movimiento a la hora fijada, sino que acumulamos un retraso de unos doce minutos, de manera que los dos autobuses se pusieron en movimiento a las siete y cuarenta y dos minutos.

Es curioso cómo la gente cuando llega a la explanada de los colegios frente a los autobuses, tiene la manía de no montarse sino que se espera, no entendemos a qué, cuando es el autobús quien los está esperando a ellos.

Llegamos a Almadén de la Plata antes de los previsto, en torno a las nueve de la mañana. Los autobuses pararon en la calle larga que atraviesa esta localidad de la Sierra Norte de Sevilla, junto a una plaza con bancos y un quiosco en el que se vendían churros. Algunos peregrinos optaron por buscar fuerzas para el camino en un buen cartucho de esta fritura. Otros, desobedeciendo las consignas marcadas, entran en el bar del pensionista a por un buen desayuno, pero esto viene siendo normal también, y citamos la teoría del caos vs grupo numeroso de personas.

Evidentemente tuvimos que ir a buscar a los peregrinos que entraron en dicho establecimiento para que no se quedasen rezagados y poder dirigirnos todos al punto de inicio que fue fijado junto a la plaza de toros.

Además, otros fuimos al albergue a recoger a aquellos peregrinos que fueron a sellar sus credenciales, y también, a los que se desplazaron hasta Almadén de la Plata en coches particulares y que estaban citados en este lugar.

En torno a las nueve y media de la mañana, como estaba previsto, y tras las fotografías de grupo (más de ciento treinta peregrinos), nuestro sherpa da las indicaciones básicas de la etapa, para terminar el protocolo con el rezo de la oración de inicio, dirigida por Ntro. Hno. Antonio Domínguez Fresco.

Una vez transcurrido todo el protocolo de inicio, comienza la marcha, estirándose el grupo rápidamente por dos motivos fundamentalmente, la rapidez de los primeros, y lo numeroso del grupo. Como buen grupo heterogéneo, encontramos en los primeros kilómetros una distancia entre cabeza y cola que estimamos excesiva.

El camino deja a la derecha la plaza de toros de Almadén, y se adentra en un hermoso camino de dehesas. La temperatura es agradable, para ser una hora temprana, no hace frío, aunque aún se agradece una manguita.

Me quedo rezagado entre los últimos peregrinos, entre ellos, la hermana más longeva del grupo, que al pasar junto a varias plantas similares a una aloe-vera gigante comenta que, hace unos años, sus hojas machacadas se utilizaban para elaborar paños con los que se hacían tareas de limpieza, curioso.

A través de los comunicadores nos llegan noticias sobre donde se encuentra la cabeza del grupo, y por nuestros cálculos, nos llevan más de cuarenta y cinco minutos. Son las diez y media de la mañana.

En las crónicas que aparecen en Internet, se señala sobre la importancia de ir pendiente de las flechas amarillas, no porque no estén visibles, sino simplemente porque hay que estar pendiente. Así, hay varias confusiones, aunque todas subsanables.

Pasamos junto a varias granjas de ovejas, cerdos y chivos. Es el momento de comer unos dátiles, ricos en azúcar, minerales y fibra soluble. Son las once menos cuarto.

Tras pasar por la granja de chivos, torcemos a la derecha y comenzamos una bajada que, si bien es bastante pronunciada no es excesivamente larga. Al final de la misma se encuentra un arroyo, y allí, algunos hermanos que iban bastante adelantados, nos esperan para ayudarnos a vadearlo. Aquí, es la primera vez que encontramos señales de cansancio en el peregrino que iba en bicicleta. Pero esto será más adelante.

Ntro. Hno. Mauricio Moreno nos recibe con una sonrisa a la vez que ayuda a los peregrinos que quedamos a cruzar el pequeño arroyo. Una vez cruzado, hay una pendiente pronunciada y hacia arriba, y en cuyo final, aún están algunos peregrinos con sus vituallas. Intercambiamos comida, comentarios y algunas bromas, pero no es momento de pararse demasiado tiempo y los que allí estaban continúan su marcha quedándonos solos nuevamente. Son las once y diez de la mañana.

Veinte minutos después nos disponemos a continuar con nuestra marcha, sin saber lo que se nos venía encima. Diez minutos después de iniciado el camino de nuevo nos encontramos con que éste se torna complicado. Se adivina una rampa tras otra, pues al inicio de cada una solo vemos el final de esa, pero no el principio de la siguiente, hecho que comprobamos cuando subimos la anterior.

Es en este momento cuando el peregrino ciclista lo pasa realmente mal, y entre todos ayudamos a que pueda continuar con su camino, aunque sea a pie. Algunos tememos también por el estado físico de nuestra peregrina más longeva, por ello, permanecemos junto a ella por si hubiese que ayudarla.

Hasta cinco rampas con un desnivel considerable contamos, y cuando por fin llegamos arriba, el aire nos falta. Respiramos profunda y ruidosamente, se nota que estamos en la cima porque el viento sopla con fuerza. Aun así, agradecemos el aire frío, pues ya hace tiempo que nos sobraba la ropa de abrigo. Son las doce menos diez.

A partir de aquí, todo se hace más sencillo. Desembocamos en una pista forestal de buen piso y anchura. Al principio no tiene desnivel, a ambos lados de la misma se suceden las encinas y el campo está alfombrado por margaritas y lirios, es realmente precioso. Hay ganas de llegar.

Los primeros comienzan a enviar mensajes: “ya hemos llegado”, son las doce y cuarto o doce y veinte. A nosotros aún nos quedan unos cuatro kilómetros.

Aproximadamente un kilómetro y medio antes de llegar a Real de la Jara hay una rampa que nos hace recordar momentos pasados de nuestro camino, pero sin embargo, se queda en solo eso, un recuerdo, pues rápidamente el terreno se vuelve a nivelar y volvemos a caminar a buen paso.

Cuando resta aún un kilómetro para nuestra meta, algunos peregrinos vuelven para ver dónde nos encontramos, miro el reloj y estamos ya en la una de la tarde. Parece que al percibir que nuestro objetivo está cerca apuramos el paso, y al doblar un recodo divisamos a unos trescientos metros la primera casa del pueblo: el albergue de peregrinos. El bullicio es total, los hermanos muestran su expectación por la visión de los últimos del camino, algunos ya están impacientes, y es que llevan mucho tiempo esperando.

Finalmente, los últimos hacen su ingreso en la localidad de Real de la Jara a la una y veinticinco de la tarde. La peregrina de mayor edad, dirige la oración entre vítores y aplausos del grupo, que reconoce de esta manera su meritorio esfuerzo, y es que son 'casi' setenta años.


Fco. Agustín Romero Fernández